LA LONA ACRÍLICA EN LA PROTECCIÓN SOLAR

01/05/2021
Caballol

Green®, comprometido con el medio ambiente y la salud de las personas.

  • El primero es saber en qué factores medioambientales estará expuesto, ya que la lona tiene que responder con resistencia a los agentes atmosféricos, tiene que ser sólida (de la luz y del color), impermeable y tiene que proteger de los rayos del sol. Dependiendo del tejido, los rayos influyen más o menos. 
  • Y el segundo, el uso que se le quiere dar.

En el momento de escoger un tejido para un toldo se deben de tener en cuenta dos puntos: 

En este artículo nos centraremos en el tejido de lona acrílica que es el más utilizado para toldos y da un buen resultado. La lona aguanta las duras condiciones del exterior con la garantía de máximo rendimiento y garantía de calidad gracias a sus características

  • fácil mantenimiento
  • larga durabilidad a la intemperie
  • estabilidad dimensional
  • tratado de repelencia al agua
  • repelente a la suciedad
  • tintada en masa (los pigmentos del color están en todo el hilo, incluido la fibra)
  • transpirabilidad
  • tacto textil agradable
  • durabilidad del color
  • alta funcionalidad
  • secado rápido
  • gramaje de unos 300 g/

Los toldos tienen una función práctica pero también estética. La elección del tejido es el que permitirá jugar con nuestras necesidades y gustos. Estéticamente, los colores y los acabados nos dan muchas posibilidades para poder dar un punto diferente a nuestros balcones y terrazas. Estos diseños ayudan a crear entornos y emociones a través de los colores vivos y sus diseños modernos. 

Las lonas acrílicas tienen una extensa gama de colores y diseños, ideales para cada ambiente, desde una amplia paleta de colores lisos, diseños tradicionales y a los más innovadores y modernos. No hay duda que podemos encontrar un tejido de lona acrílica ideal para particulares y profesionales que tengan las mejores características y nos aseguran durabilidad y funcionalidad.

Hay muchas posibilidades de tejidos. Escoger un  tejido de protección solar adecuado, aportará una mejora del rendimiento energético de tu hogar, reduciendo la cantidad de energía necesaria para la calefacción o refrigeración del interior del edificio y optimizando la energía luminosa, más luz natural. También se tiene que tener presente cómo inciden los rayos solares de tu casa, pueden ser rayos directos, difusos o reflectantes. 

Las lonas acrílicas y sus colores pueden ser más o menos eficientes en los contratos térmicos y luminosos; por este motivo tenemos una clasificación para ayudarte con la decisión final. 

Un tejido que es muy innovador y sostenible es el tejido Green® que destaca por su capacidad de limpiar el aire. 

Si te preocupa el medio ambiente y quieres una lona que cubra tus necesidades, la lona acrílica de la colección Green® es la que tienes que usar. Green® es un tejido diseñado por Sauleda y Pureti, que con su acabado consigue limpiar y purificar el aire, eliminando hasta un 55% de los contaminantes como los NOx, SOx y COVx.

El tejido purifica el aire mediante la fotocatálisis, esta es una reacción fotoquímica que convierte la energía solar en energía química en la superficie de un catalizador, consistente en un material semiconductor que aumenta la velocidad de reacción. Esto crea una sensación de frescor reduciendo la intensidad de los malos olores y los hongos. Los edificios y las ventanas donde encontramos este tejido se mantienen más limpias y el aire del interior es más saludable.

La aplicación del tejido Green®  a larga duración tiene un efecto de auto limpieza de un 70% y de reducción de los hongos un 60%, que te produce ahorro de tiempo, dinero, agua, productos químicos y energía (estos tantos por cientos pueden cambiar dependiendo de las condiciones del entorno). 

El tejido Green® está lleno de nanopartículas de dióxido de titanio (TiO2). Los rayos del sol, llegan dentro del tejido y empiezan un proceso químico que convierte el oxígeno y el vapor de agua en agentes de limpieza OH y O2.

El agente OH convierte la suciedad orgánica y sus compuestos volátiles en minerales y gases, que terminan en H₂O. La función del O2 es reducir el óxido de nitrógeno (NoX), uno de los principales gases más presentes en la atmósfera consiguiendo nitratos relativamente inofensivos. Estos procesos se van repitiendo miles de veces reduciendo los niveles de dióxido de nitrógeno, reduciendo un 55% menos según las pruebas de laboratorio. 

El mantenimiento de las lonas es muy fácil, como más las cuides más tiempo podrás disfrutar de sus servicios. Te recomendamos seguir los siguientes consejos:

  • Eliminar la suciedad regularmente con la ayuda de un peine o un aspirador suave.
  • Limpiar con agua a presión media y ocasionalmente puedes utilizar agua templada con jabón neutro para eliminar las manchas más grandes. 
  • No aplicar calor ni planchar con vapor.
  • Dejar secar sin plegar, al aire libre.
  • No utilizar disolventes ni jabones agresivos.

Es bueno tener presente que las deben cumplir unos certificados de calidad:

  • Factor de protección de los rayos ultravioletas
  • Calidad Safe & Clean
  • ISO 9001
  • Standard 100 de Oeko-Tex
  • Normas europeas UNE EN 13561